Cuando el arte agita (molesta) conciencias

Por: The Fine Art Collective

escrito el: 22, Mar 2018

En un mundo que vive momentos convulsos, que necesita de voces (o pinceles) críticas para concienciar ante la desigualdad que nos rodea, ante el clima de violencia sistemática de las sociedades, antes los pasos que damos hacia atrás en temas que parecían ya (casi) superados - como la xenofobia o la censura- es necesario poner el acento en aquellos que utilizan el arte para visibilizar los problemas de este mundo enfermo.

Necesitamos el arte y hoy, más que nunca, los necesitamos a ellos.

  • Zerah Dogan.

Vivir en un país donde la libertad de expresión brilla por su ausencia, ser mujer y además artista, es un malabar difícil de equilibrar.

Zerah Dogan sabe bien de qué hablamos, ya que en marzo de 2017 fue condenada por la recreación en una pintura de una fotografía que fue tomada por el ejército turco durante los cinco meses de sitio de la ciudad turca de Nusaybin, en el sureste mayoritariamente kurdo de Turquía, destruido por las fuerzas gubernamentales turcas.

obra-condenada-de-ZehraDogan-k2HG--510x349@abc.jpg

La pintura de Zerah Dogan por la que fue condenada y por la que sigue en prisión

En su defensa, la artista turca explicaba que tan solo pintó banderas turcas en los edificios destruidos y que en cambio, el gobierno turco había sido el causante de los destrozos que aparecen en la obra.

Arriesgar su integridad física para mostrarle al mundo a través del arte la situación real de esa zona crítica, la convierten en una auténtica heroína.

  • Ana Teresa Fernández.

Las imágenes de su inspiradora intervención en la frontera entre Estados Unidos y México dieron la vuelta al mundo en 2014 y a día de hoy siguen estando vigentes tras las políticas de Trump, que sería electo unos años después, de imponer un muro que separase a ambos países vecinos.

La artista mexicana puso el acento en su trabajo en la inmigración y las diferencias entre ambos, al pintar un trozo de la frontera con los colores del cielo para formar una ilusión óptica que permitía borrar visualmente la frontera entre un país y otro.

Ana-Teresa-Fernandez-and-team-paint-border-wall-for-Without-Walls-e1492571240140.jpg

La frontera entre EEUU y México tras la intervención de Ana Teresa Fernández

En el momento de ser detenida, incluso los propios guardias entendieron el sentido pacifista de su trabajo.

  • Javier Izquierdo (Javitxuela).

Metido en todos los berenjenales que supongan defender a colectivos en riesgo, feminista activista y con una mordaz y doliente crítica ante el poder establecido, Javier Izquierdo (más conocido en el ámbito artístico como Javitxuela), utiliza sus lápices para ilustrar las injusticias contra las que luchan sus dedos.

Sus ilustraciones te resultarán familiares, y es que él fue el encargado de realizar el famoso afiche de Manuela Carmena a lo Catwoman y ahora lucha por los derechos que reclaman los pensionistas en carteles como este.

29314179_1454056454705527_4889942956531777536_n.jpg

Cartel por los derechos de los pensionistas de Javitxuela

  • Flavita Banana.

Ella sola y sus diluidos trazos, negros y reconocibles, ilustran importantes problemas sociales que nos asolan, sobre todo los domésticos, esos que también son políticos y que protagonizan siluetas de mujeres empoderadas y llenas de fina inteligencia.

Un cierto sabor a vieja melancolía recorre las viñetas de esta humorista gráfica, que a bien refleja la decadencia de una sociedad que peca de modernez, pero que arrastra los viejos problemas de siempre.

1520452598449.jpg

Viñeta de Flavita Banana para la huelga del 8M

  • Banksy.

Artista diana, tanto para lo bueno, como para lo malo. Muchas cosas pueden imputársele al artista urbano natural de Bristol (UK), pero desde luego una no es la de falta de crítica en sus trabajos hacia los grandes problemas políticos, la vulnerabilidad de colectivos como el infantil o el inmigrante, la violencia institucional o la opulencia con la que viven las clases privilegiadas.

new-banksy-midwood-3459-1080x679.jpg

Nuevo trabajo de Banksy como crítica a la gentrificación

Esta misma semana aparecía uno de sus nuevos trabajos en el barrio neoyorkino de Brooklyn, reclamado como siempre desde su página web, y que ponía el acento en la gentrificación, esa dama que se ha vuelto tan nuestra, como síntoma de esa enfermedad que sufren las grandes ciudades y que expulsa a sus habitantes más vulnerables.

Se necesitan más artistas que atraviesen nuestras mentes en busca de un mundo más justo, artistas que llenen vacíos como el que dejó Forges hace unos meses, ese maestro que a golpe de pluma y humor despertaba conciencias, esas que andan dormidas ante el sopor de un mundo moderno e indolente.

forges-DDHH.jpg Viñeta de Forges

Angélica Millán.

Compartir en:

Existen 0 comentarios