Enigmas y secretos de 28 años sin Dalí

Por: The Fine Art Collective

escrito el: 29, Jan 2018

28 años sin Dalí. Se fue un 23 de enero de 1989 en su Figueres natal y así nacía la leyenda, aunque para hacer honor a la verdad, Salvador Dalí demostró ser siempre un mito.

Del genio catalán se ha hablado, estudiado y murmurado hasta la saciedad, a veces mezclando realidad y ficción (idea promovida incluso por él mismo), y la sensación que nos queda es la de un personaje del que sabemos todo. ¿O no?

Dalí tenía un hermano mayor que murió a los dos años. Su familia,consternada, decidió poner su mismo nombre al futuro pintor: Salvador. Este hecho conmocionó profundamente a Dalí, y puede considerarse como el principio (podríamos decir que hasta justificado) de sus extravagancias, que acabarían influyendo tanto en su obra y en su vida. El artista afirmaba así que “Para diferenciarme de mi hermano muerto cometía toda clase de excentricidades, para afirmar que no era el hermano muerto,que yo soy el Dalí vivo”.

Este hecho, como decíamos, no paso desapercibido en sus cuadros, como se refleja en su obra “Retrato de mi hermano muerto”, que pintaría muchos años después y que lo introduciría en el lienzo como diminutas cerezas oscuras que lo componían, mientras que él es representado con cerezas blancas, como símbolo de la vida.

Salvador+Dali+-+Portrait+of+My+Dead+Brother+1963+.JPG “Retrato de hermano muerto”. Salvador Dalí.

Dalí poseía una sexualidad desbordada, y su padre, una figura fuerte y omnipresente, para evitar que contrajese enfermedades de transmisión sexual, encargó a su tío, que era médico, que le proporcionaba libros para informarse. Esto provocó que durante toda su vida tuviese miedo al contacto genital con mujeres e incluso este miedo le llevaría a no masturbarse hasta edad adulta, afirmando que las vaginas le provocaban un terror absoluto. Este hecho, juntó a sus teorías freudianas con respecto a las represiones de los afectos sexuales, quedarían bien reflejadas en sus obras a través de numerosas metáforas surrealistas como puede vislumbrarse en una de sus piezas más celebres “El gran masturbador”.

dali.jpg El gran masturbador. Salvador Dalí.

El Museo del Prado será una de sus grandes fuentes de inspiración, el cual solía visitar sobre todo los domingos. Una vez tras enseñar el museo a su amigo, el escritor Jean Cocteau, los periodistas les preguntaron qué obra salvarían en el caso de que la pinacoteca se incendiase. Cocteau, a modo de provocación, dijo que el fuego. Dalí, que admiraba profundamente a Velázquez, eligió el aire de la pintura y, especialmente, el aire de las Meninas.

Dalí pasaría una temporada en la cárcel, debido a los revueltos y conflictivos meses de 1923,donde sufre un desafortunado contra tiempo. En la Academia de BellasArtes de Madrid se producen manifestaciones en contra de unprofesor desatándose la violencia y siendo acusado de dar la señal de ataque, por lo que deciden expulsarlo durante un año. Después, de nuevo en Figueras, los guardias vienen a detenerlo y pasa una temporada entre rejas.

Este periodo de su vida en Madrid mientras residía en la célebre Residencia de Estudiantes, estará marcado por su amistad con Lorca, con el que desarrollaría toda una terminología propia, a base de signos y símbolos que serán posteriormente utilizados en toda su obra y que establecería un nuevo orden surgido al calor de las vanguardias europeas, como el cubismo, con el que se sintió más identificado durante esta etapa.

La Residencia de Estudiantes se convirtió en sí misma en un foco de formación, no solo a nivel académico, sino de configuración de su propio personaje, al entablar amistad con un grupo de jóvenes que con el tiempo se convertirían en destacadas personalidades intelectuales y artísticas de nuestro país. Luis Buñuel, Federico García Lorca, Rafael Barradas, Eugenio Montes o Pepín Bello,fueron partícipes y contribuyeron al nacimiento del Dalí que ha llegado hasta nuestro días, fruto de la necesidad de posicionarse en un ambiente intelectual de orden superior y con un fuerte conjunto de personalidades creativas.

Llegó a colaborar en 1946 con Walt Disney realizando un cortometraje de animación “Destino” basado en una canción de Armando Rodríguez. Tan solo se grabaron 20 segundos y se quedó olvidado en un cajón hasta que en 2003 el sobrino de Walt Disney decidió terminarlo partiendo de los dibujos y los bocetos del artista español.

En 1982 tras la muerte de su esposa Gala, Salvador Dalí intentó suicidarse, aunque declaró que su intención era entrar en un estado de animación suspendida como algunas bacterias. Ese mismo año y viendo su futura muerte legó al Estado Español toda su obra. Falleció en 1989 mientras escuchaba su música favorita, “Tristán e Isolda”, de Richard Wagner

En 1922, durante su estancia en Madrid, comienza su inquietud por el mundo de lo inconsciente, cuando se publican en español las Obras Completas de Sigmund Freud, hecho que acabará marcando su carrera.

Estas teorías calan tanto en el genio que se reflejan repetidamente en su iconografía , representadas a menudo como cajones, en una clara alusión a los secretos de la mente, al subconsciente y a todo lo que nuestra propia razón ve conveniente guardar bajo llave, miedo a lo que desconocemos, incluso el miedo a nosotros mismos.

Antes de que Gala se convirtiera en su musa, Dalí representó el cuerpo femenino en numerosas ocasiones. Una de sus primeras modelos (y que lo seguirá siendo hasta 1929), fue su hermana Anna María, que protagonizó, coincidiendo con su etapa madrileña, retratos tan célebres como “Muchacha en la ventana” (1925). Sus formas redondeadas y de aires neoclásicos, nos recuerdan a la anatomía femenina del Picasso de la primera posguerra europea.

daliii.jpg “Muchacha en la ventana”. Salvador Dalí. Museo Reina Sofía. 1925.

En “La persistencia de la memoria” aparecen una especie de relojes blandos, una imagen que supone que en un mismo espacio se expresen distintas temporalidades, aspecto en el que ha querido verse una estrecha relación con la “Teoría de la Relatividad” de Albert Einsten. Dalí no quiso nunca reconocer esta influencia, - a pesar de admirar profundamente al científico y siendo la ciencia una de sus musas- afirmando que su inspiración provenía de la percepción surrealista de un queso camember fundiéndose al sol.

persistencia-de-la-memoria-de-Salvado-Dalí-medium.jpg “La persistencia de la memoria”. Salvador Dalí. MoMa (Museum of Modern Art de Nueva York).

Con más de 630.000 visitantes, la muestra “Todas las sugestiones poéticas y todas las posibilidades plásticas” que el Museo Reina Sofía dedicó a Salvador Dalí en 2013 se convirtió en la más visitada en la historia de las exposiciones organizadas en Madrid, al superar los 600.000 visitantes que tuvo la muestra "El Hermitage en el Prado" y sigue imbatible años después.

Hablar de la vida y la muerte de Dalí es tan sólo una excusa para celebrar el arte, el genio, la magia.

Angélica Millán

Compartir en:

Existen 0 comentarios