Los inicios del Impresionismo para entender la película Los Nenúfares de Monet

Por: The Fine Art Collective

escrito el: 11, Jan 2019

Hoy en nuestro blog, nuestro artista Miguel Torrús realiza un estudio sobre los inicios del movimiento artístico del impresionismo, y nos habla sobre los primeros pintores impresionistas como Claude Monet, del que próximamente se emitirá en exclusiva un largometraje en las principales salas de cine, la película Los Nenúfares de Monet: La magia del agua y la luz, sólo los días 14 y 15 de Enero.

A principios de 1800 la revolución industrial estaba en marcha, apareciendo grandes cambios tecnológicos. Las ciudades se modernizaron, apartándose poco a poco de lo medieval. La población de París se había duplicado en dos décadas. El paisaje se llenaba de grandes edificios, de amplios jardines y bulevares.

Los fabricantes de textiles de lino y algodón impulsados por las máquinas de vapor aumentaron la disponibilidad y redujeron el costo de las telas de lienzo, mientras que la industria química empezó la producción a gran escala de nuevos colores sintéticos, aumentando la paleta del artista y reduciendo el coste de los pigmentos.

En 1941 John Goffe Rand fue el artífice de un invento que facilitó a los pintores trasladar su “estudio” a la calle: El Tubo de Metal Plegable. Winsor & Newton fue el primer fabricante que comenzó a usar los tubos de Rand, así como a vender lienzos preparados y listos para pintar en tamaños estándar, facilitando el movimiento IMPRESIONISTA. (En 1942, la marca patentó el sistema del tapón de rosca para los tubos de pintura).

Historia del tubo de Winsor & Newton.jpg Historia del tubo de metal plegable de pintura de Winsor & Newton

Hasta este momento los artistas comenzaban sus estudios convirtiéndose en miembros de un gremio, aprendiendo en el estudio de un maestro o ingresando en una Academia y estudiando un enfoque tradicional de la pintura.

La aparición de los nuevos materiales y colores favorecían una técnica más simplificada, “alla prima” (húmedo sobre húmedo). Cualquier artista podía pintar en cualquier lugar (la ciudad estaba conectada al campo y el mar gracias al desarrollo y consolidación de los trenes de vapor), ahora resultaba fácil trasportar un lienzo, unos tubos de pintura y un caballete portátil y pintar delante del motivo a plasmar.

Otra innovación técnica que les ayudaría a establecer su estilo pictórico fue la aparición de la “la férula de metal”. Ahora el pincel podía tener diferentes formas ayudando a plasmar el “gesto” y la pincelada del artista.

A comienzos de 1860, cuatro jóvenes pintores, Claude Monet, Pierre-Auguste Renoir, Alfred Sisley y Frédéric Bazille, estudiaban con el artista Charles Gleyre. Compartían un interés común, pintar paisajes y plasmar la vida contemporánea que apreciaban a su alrededor. Comenzaron a salir al campo y a la ciudad a pintar al aire libre, a pintar la luz del sol directamente de la naturaleza, plasmando la esencia del tema en lugar del detalle. Pronto se les unieron Camille Pissarro, Paul Cézanne y Armand Guillaumin.

En aquellos tiempos El Salón De París era la exposición colectiva por excelencia donde los artistas podían dar a conocer su trabajo. Las obras presentadas debían ser aprobadas por un jurado, compuesto por profesores de la Academia de Bellas Artes y otros expertos en arte. Los miembros del jurado defendían un arte academicista, por lo que sus obras eran rechazadas una tras otra.

En 1873 los artistas no admitidos en el Salón Oficial, con el apoyo del crítico Jules-Antoine Castagnary optaron por presentarse al público como grupo independiente creando la Sociedad Anónima de pintores, escultores y grabadores, cuyos principales estatutos eran la organización de exposiciones colectivas, sin jurado ni premios, y la publicación de una revista portavoz del grupo.

Cuatro meses después de la formación de la Sociedad, el 15 de abril de 1874, quince días antes de la inauguración del Salón oficial, inauguraron la primera exposición en el antiguo taller del fotógrafo Nadar en el 35 del Boulevard des Capucines, en el IX Distrito de París.

Atelier Nadar.jpg Taller del fotógrafo Nadar. 35 Boulevard Des Capucines

Sus trabajos fueron duramente criticados, Claude Monet presentó su obra “Impresión, sol naciente”. El Critico Louis Leroy lo acusó de presentar un boceto o una impresión, no una pintura terminada, siendo duramente criticado por la Academia. Esta obra fue la que le dio al nuevo movimiento su nombre IMPRESIONISMO.

Claude_Monet,_Impression,_soleil_levant.jpg "Impresión, sol naciente" (1872) de Claude Monet. Importante obra en el movimiento impresionista

Monet influirá no sólo en los artistas postimpresionistas como Van Gogh, Gauguin, etc. sino que su influencia llegaría a pintores como Kandisky, Rothko o Pollock.

No te pierdas la película LOS NENÚFARES DE MONET: LA MAGIA DEL AGUA Y LA LUZ.

Foto Monet.jpg El actor de la película empleando acuarelas Winsor & Newton en la película Los Nenúfares de Monet

Éste es el relato de una obsesión: la luz y el agua de la que el pintor no pudo escapar y de cómo la transformó en magia. Una historia de elementos radicales que revolucionaron el Arte Moderno. La intención clara de Monet era transferir a la tela la "primera impresión pura" de las formas y objetos, tal como se representan a ojos de quién nunca los había visto.

Disponible en los principales cines solamente los días 14 y 15 de enero. Toda la información y compra de entradas aquí.

Cartel película Los Nenúfares de Monet.jpg Cartel de la película Los Nenúfares de Monet, sólo 14 y 15 de Enero

Por Miguel Torrús

Puede que también te interese:

Cómo pintar un Renoir: Guía imposible del color impresionista

A subasta: Rothko, Monet y Van Gogh

Compartir en:

Existen 0 comentarios